Por otro lado, tenía otras clientes que, dado que no querían que el volumen del vestido quedase aplastado, anteponían la forma al diseño, y lucían el vestido con una biker, que es una prenda corta y ajustada a la cintura, pero con un diseño de temática motera, que para nada encaja con el estilo mis vestidos, y creaban un look en el que las prendas no combinaban entre sí, por lo que la cliente terminaba no utilizando dicha biker, y de nuevo, sus necesidades están sin cubrir.

De modo que decidí crear una prenda que por fin tuviese todas las características que ellas demandaban.

Así que les pregunté. Después de un tiempo tenía información suficiente para saber que la prenda que estoy creando, es justamente lo que ellas buscan y el mercado no cubre.

La prenda, a la que he bautizado como “Blaker” reúne la elegancia que buscan con el estilo de la blazer, pero con el corte ajustado a la cintura como la biker.

Después de hacer varios prototipos que tengo confeccionados en su totalidad, di con el patrón que quería. El resultado es una prenda, de manga larga, con patrón de modistería  clásica y mangas de sastre, totalmente ajustada al cuerpo. Es una prenda muy sobria, con un patrón de modistería tradicional, dando como resultado una prenda que llama la atención por su buen acabado final y la imagen que proyecta acompañando al vestido.

Hace unos días, decidí acudir con ella a un evento que tenía, y observar la reacción. Y quedé gratamente sorprendida, dado que a pesar de que la Blaker realza al vestido y está para complementarlo, fue muchísima la gente que me preguntó por ella. Descubrí que la prenda creada tiene personalidad propia.

Cuando decidí el patrón y la forma de confección exacta que iba a utilizar, quise darle todavía una vuelta de tuerca más, todo para sorprender a mis clientes. Así que utilicé un material nada previsible para este tipo de creaciones. La he realizado en un tejido bioelástico, una tela más propia de prendas deportivas transpirables, un tejido de fibras naturales muy respetuoso con el medio ambiente, lo que le da un carácter más innovador, dado que a parte de la innovación en el diseño de la prenda, está también en el tejido.

Por último, dado que se trata de una prenda muy formal, y puede que alguna de mis clientes no estén buscando ese efecto, sino justo lo contrario, dar informalidad a un look, la Blaker se puede personalizar con una pieza de pasamanería. Se trata de unas piezas compradas a uno de mis proveedores, fabricadas con lentejuelas y porcelanas, que pueden personalizar la prenda al gusto de cada cliente, creando ese look absolutamente 

© 2018 by Renata Bruné